Lo bueno, lo malo y lo feo del empate entre Chivas y Monterrey de la jornada 10


Fuente: 90min
+
-

?En medio de la polémica y asientos vacíos, uno de los partidos más atractivos de la jornada se jugó en el Estadio Akron, con las ?Chivas recibiendo a los ?Rayados de Monterrey, en un duelo que prometía goles, pues nunca han quedado 0-0 en la historia de los torneos cortos.



El partido no decepcionó y vimos dos mitades radicalmente opuestas. La primera fue para Guadalajara y la segunda para la Pandilla, dejándonos un marcador final de 1-1 y varios puntos para escoger lo bueno, lo malo y lo feo del encuentro.



Lo bueno



Lo primero que recordamos al leer lo bueno del partido, sin duda es el tremendo golazo que marcó Jesús Gallardo para empatar el juego. El mexicano agarró el balón en 3/4 de cancha, encaró a dos defensores que le hicieron el 2 contra 1 y salió avante para meterse al área, perfilarse y sacar un riflazo de pierna zurda imparable con otro defensa encima.

Gallardo fue el mejor jugador del partido y ha sido la cara positiva del ?Monterrey en lo que va del semestre, pues se consolida como el máximo goleador del equipo en este 2020, además de tener la capacidad de ser polivalente dentro del terreno de juego. El estado de forma de Gallardo es sobresaliente.

Lo malo



Nuevamente el árbitro tuvo que ser el protagonista en un partido de las Chivas. Diego Montaño marcó una falta en el carril izquierdo que cobró Layún y que terminó con un gol anotado por César Montes; sin embargo, la acción fue repetida tras los reclamos de los jugadores rojiblancos, quienes señalaron que el silbante nunca dio la orden de reanudar. La polémica brincó aún más, debido a que el árbitro del encuentro dio válido el gol en un principio e incluso señaló al centro del campo cuando el balón entró a las redes de Toño Rodríguez.

Aunque el gol no debió contar, es inaceptable que un árbitro de primera división se haya olvidado de completar el protocolo de falta, haya dado por bueno el gol y después se haya retractado ante la presión de los jugadores afectados.

Lo feo



Nunca habrá una sensación más terrible que ver un juego a puerta cerrada, sin los gritos de la gente, sin cánticos ni banderas. El fútbol no sólo son 11 jugadores contra otros 11, es todo el ambiente que se vive en un estadio repleto de aficionados.

Lo feo de este encuentro fue ver un partidazo sin un sólo espectador en las gradas, como si por momentos fuera un simple entrenamiento. Así se jugó el resto de la jornada tras los juegos del viernes, pero es todavía más doloroso cuando el encuentro afectado es choque de alto calibre como el de esta noche. El fútbol sin aficionados no tiene el mismo sentido.

CLIC AQUÍ para entrar en grupo de chivahermanos en WhatsApp

Comentarios



Ningun comentario!

Déjanos tu comentario

Para dejar tu comentario, regístrate Aqui. Para iniciar sesión, haz clic Aqui.

Más Noticias

29/3/2020





28/3/2020