Antonio Rodríguez, un arquero único en 114 años de Chivas


Fuente: AS
+
-

El 23 de noviembre de 2019 vivirá por siempre en la memoria de Antonio Rodríguez y también en la de millones de aficionados rojiblancos. La pelota viajó con la convicción de llegar a una cita con la historia. El portero rojiblanco pateó desde su área, aprovechando que el arquero del Veracruz había ido al remate. La red de llegó a las redes contraria. Un gol que lo vuelve único en los 114 años de vida.


El guardameta del Rebaño Sagrado revive en una extensa charla exclusiva con AS México aquel mágico momento. El futbol mexicano tiene registro de solo cuatro arqueros que han conseguido la hazaña de un gol de portería a portería. Antonio Rodríguez es el único de Chivas en la lista. Su nombre es ya historia que se conserva en el Museo del Guadalajara, dentro del Estadio Akron. La emoción lo envuelve al recordar.

— Ya viviste el Guadalajara por dentro y por fuera, con esa perspectiva más amplia, ¿qué crees que significa Chivas para la sociedad mexicana?

"Muchísimo, creo que te das más cuenta cuando estás afuera que cuando estás adentro, porque cuando estás adentro te enfocas mucho en el partido. Te soy sincero, en muchas ocasiones las redes sociales y comentarios prefiero tenerlas a un lado, para enfocarme en el partido. A lo mejor me doy un día de que no puedes estar exento de todo lo que se habla, déjame ver un poco cómo están las aguas. Cierro Twitter, Instagram, las notas y cuando estás aquí te encierras más en tener buenas actuaciones, dar buenos resultados. Cuando estás afuera, te pongo el caso cuando estaba en Lobos BUAP, creo que Chivas metía más gente al aeropuerto de la Ciudad de México, que lo que nosotros metíamos un domingo a las 4. Te dabas cuenta lo que es para la gente, porque en los medios se habla mucho de Chivas, se habla mucho de lo qué pasa en el Guadalajara, pero realmente el movimiento que tiene de gente, cómo hay aficionados que a lo mejor defienden a un club, pero su segundo equipo es Chivas. O los que le van a Chivas, pero también apoyan a estos. Me encontré mucha gente en Lobos y en Xolos también que me decía ‘mi equipo es Chivas, pero también Xolos porque estamos en la ciudad’. Pero realmente su corazón es chiva y te das cuenta del impacto que tiene en la gente, lo mucho que le importa a la gente este club. Dentro de todas las cosas por las que tomé la decisión de volver también estaba esa, el impacto social, lo mucho que podemos contagiar a gente."

— Chivas cumple este viernes 114 años de vida, ¿para alguien que ha estado desde niño en el club, qué representa?

"Primero que nada estoy muy agradecido porque es el club que Dios ha elegido para que yo pudiera formar esta carrera futbolística. Yo busco las fotos de niño, alguna de portero y en todas tengo uniforme de Chivas. Es un equipo al que le voy desde niño, recuerdo las etapas de ir los domingos a las 12:00 al Estadio Jalisco para ver a las Chivas del ‘Pulpo’, el ‘Tiburón’, Gustavo Nápoles. Recuerdo ponerme nervioso cuando cambió el horario a sábados a las 7, con Oswaldo, el ‘Venado’, Omar Bravo, el ‘Bofo’. Para mí era un sueño jugar en Chivas, jugar en Primera División con Chivas. Qué te puedo decir, los momentos más bellos de mi carrera los he vivido aquí. Nunca me ha faltado agua, balones, una cancha donde pueda aventarme, entrenadores que cuiden de mí. Un club al cuál he pertenecido desde que soy jugador profesional hasta la fecha. Les estoy muy agradecido, por más préstamos que haya tenido, nunca fue venta, siempre fueron préstamos, entonces nunca he dejado de pertenecer a este club. Estoy muy agradecido, créeme que me siento una persona muy bendecida, lo digo siempre, este es un arco diferente, es un equipo diferente, esta es mi ciudad, es mi casa. Seguro que vendrán mejores años y todo eso que Chivas me ha podido otorgar, me encantaría regresarles con cosas únicas. Tuve la bendición del gol que para mí fue algo muy bonito. Espero que vengan campeonatos y no sé alguna otra cosa."

— ¿Cómo te hace sentir el que ese gol te hace único en la historia de Chivas y que incluso cosas tuyas de esa noche estén ya en el museo para siempre?

"Se me pone la piel de gallina todavía cuando lo pienso. El día que entramos al museo, qué te digo, cuando metí el gol fue una noche muy rara. No pude dormir lógicamente, toda mi familia teníamos mucha adrenalina, un subidón de cosas. Mi celular no paraba de vibrar, veía mensajes de México, mensajes de fuera, comentarios de periodistas de otros países, de otros continentes. Pero creo que en el momento en que más me cayó el 20 de lo que realmente fue ese gol, fue cuando vi mi par de zapatos, mi jersey y la foto del gol pegado junto a lo que ha hecho ‘Chava’ Reyes, junto a lo que hizo el ‘Chícharo’, junto a lo que llegó a hacer el Campeonísimo. Verme en el mismo museo donde ya está el ‘Tubo’ Gómez, Nacho Calderón, el ‘Zully’ Ledesma, gente que yo veía. Uno decía en sus sueños locos ‘imagínate algún día poder estar en un Museo, mano’. Y cuando me vi ahí adentro, cuando vi mis zapatos, dije no manches esto en el tema individual, porque uno siempre juega en equipo, pero en el tema individual dije esto es único, es una bendición enorme, porque fue un logro individual ser el primero en la historia."

— ¿Te cayó ese 20 ya por completo, Toño?

"No creo, sabes. Soy alguien que le dejo todo a Dios, las buenas y las malas se las entrego a él. Soy alguien que vive cada día y creo que al final de mi carrera futbolística me voy a sentar, me voy a poner a ver partido por partido, momento tras momento y ahí sí voy a decir ‘mira, sí hice algo bien chido, la neta, tenía razones para agrandarme’. Pero en el día de hoy no hago nada de eso, créeme que soy alguien que deja atrás lo que tenga que dejar atrás, las buenas y las malas quedan atrás y voy por lo que sigue."

— ¿Cómo recuerdas ese momento, Toño, desde el momento en que tomas la decisión de patear, con la vibra del estadio que te pedía eso y, sobre todo, el viaje de la pelota para recorrer el campo entero y terminar en las redes?

"Sí, de repente me vienen flashazos de lo que fue. No te voy a mentir: yo ya había pensado en patear alguna ocasión. Recuerdo un partido Chivas-Morelia, Copa MX, ganamos 1-0 en el Estadio Morelos, yo salgo, descuelgo el centro, me tumbo, me quedo ahí algunos segundos, pateo la bola, ganamos, todos felices. Pero entonces todos me dicen, ‘Toño, tienes golpeo largo y muy bueno, ¿por qué no pateaste? La cancha está mojada y hubieras metido gol, no había portero’. Nunca me había pasado por la cabeza y yo soy alguien que cuando le entra una idea, algo diferente, primero lo analizo, veo pros y contra. Veía muchos pros y no veía contras, pues cuál, le pego, la fallo, sale por un costado, igual perdemos tiempo o si la dejo corta o le pego mal, sigue la pelota viva, pero lo intenté. Ya lo había intentado una vez, sólo que no tuve la oportunidad de patear. Fue precisamente yo jugando con Lobos BUAP, sube el “Guacho” Jiménez a rematar, agarro el balón y me arranco con el firme pensamiento de le voy a pegar y la voy a meter. Hedgardo Marín se me pone enfrente y no me da posibilidad, veo los demás compañeros de Lobos que me dicen calma y bueno esos puntos nos servían un montón y dije ni modo, si no me tocó, no lo forcé."

"En ese partido (contra Veracruz), me levanto y mi primer pensamiento no fue patear, fue buscar alguien, tengo a Sebastián Jurado aquí, entonces dásela a alguien. Veo a Alexis Vega que pica por el lado izquierdo, pero tiene marca. Dejó de ser opción, tenía que dársela a alguien claro para que toquen, toquen, toquen, les haceos el tercero y hacemos una pachanga porque buena racha, Pulido campeón de goleo, la gente sale contenta. En este proceso que salgo corriendo, la única opción que se me presentó fue César Huerta, que arranca por el centro del campo, pero está siendo marcado por Sebastián Jurado. Si le daba el balón y me robaban la pelota, dejaba a medio equipo partido, el arco libre, nos empataban y olvídate, son esos errores que te quedan marcados de por vida. Entonces, me paro en la línea del área, dije ‘Toño, si decidiste hacer algo rápido, hazlo’. Ni siquiera lo pensé, fue pégale a gol."

"Recuerdo que pongo la bola, no quise pegarle fuerte es la realidad, no fue un golpeo fuerte de mi parte, fue simplemente un golpeo de precisión. Fue simplemente ponla en el semicírculo del área, compadre. En cuanto yo siento el contacto del balón, hay ocasiones en las que dices qué bien le pegué, mano y otras que dices ah, le pegué mal. Yo sentí que fue un golpeo bueno, dije ah, le pegué rico. Veo la bola viajar y el último defensa de Veracruz empieza a fildearla como jardinero de beisbol, señal de que tenía medida la pelota. Dije me quedé corto, mano, le hubiera metido más fuerza. No pasó ningún segundo cuando él cambia su trayectoria y empieza a correr hacia atrás, desesperado. Y dije en la torre, mano, sí lo rebasé, sí le pegué bien. Cuando veo que pica la bola, era claro gol, en la toma de televisión se ve. Veo que pica la bola y yo no tengo esa perspectiva, yo solo veo que siguen corriendo y que la bola cada vez pierde más velocidad, lógicamente por el pasto y dentro de mí decía ‘por favor no la saques, ya hice lo más difícil, por favor no la vayas a sacar’. Veo que pega en la red, brinca la bola, todos festejan y sinceramente no supe qué hacer. Dije no manches, metí gol, mano."

CLIC AQUÍ para entrar en grupo de chivahermanos en WhatsApp

Comentarios



Ningun comentario!

Déjanos tu comentario

Para dejar tu comentario, regístrate Aqui. Para iniciar sesión, haz clic Aqui.

Más Noticias

5/6/2020






4/6/2020